¿La salud no es primero?

¿La salud no es primero?

¿La salud no es primero?

 

El ex-presidente de EEU Barack Obama tenía algo muy claro, la salud de sus ciudadanos estaba primero. Por ende, instauró la Ley de Ciudadanos de la Salud Asequibles (Affordable Care Act o mejor conocido como Obamacare), en el que se pretende dar más y mejor acceso a los estadounidenses a servicios de salud. Esto, por medio de la regulación de la industria de seguros médicos y la reducción del gasto en temas de medicinas y/o intervenciones. Sin embargo, en el cambio de administración, el presidente Donald Trump ha emitido varios deseos de terminar con dicho proyecto dado que muchas compañías tuvieron que realizar cortes de personal para pagar las necesidades impuestas por el gobierno, y eso, representa perdidas. Por ende, para entender mejor esta situación, se entrevistó al doctor especialista en gastroenterología y pediatría Salvador Villalpando Carrión.

Doctor buen día, ¿conoce el programa Obamacare de los EEUU?
—Buen día, si, efectivamente. Además de trabajar en el Hospital Infantil de México y algunos privados del país, también soy parte de varios hospitales de EEUU en donde radico y he atendido pacientes que utilizan el programa.

¿Nos podría dar una descripción más amplia del mismo?
—Claro. El programa consta en la regulación más amplia y concisa de los costos médicos para que todos los ciudadanos puedan accesar a dichos servicios. La idea es que el gobierno subsidiara partes del seguro médico de los ciudadanos que no pudieran accesar al mismo, además de que todos los que formaran parte de alguna compañía deberían tener dicho servicio de manera obligatoria por ley. Por ende, representa un gran avance para que todas las personas, sin importar su condición socio-económica, pudieran accesar a buenos servicios de salud.

¿Qué problema representa este programa?
—Uno de los principales limitantes era el acceso a servicio médico por parte de personas que no se encontraban laborando, e incluso las que estaban con un trabajo, no tenían acceso a todos los beneficios debido al costo. Por ende, el problema que representa es la falta de acceso a recursos, por lo que muchas compañías realizaron cortes de personal para poder cumplir con la ley. Sin embargo, en lo general, el proyecto trajo más beneficios de lo que perjudicó a la sociedad.

Entonces, ¿considera que la perdida o anulación de la ley puede traer mayores consecuencias?
—Creo que tendrá representa más riesgos que beneficios. El problema, desde mi punto de vista, radica en que las personas que más se benefician son las que menos acceso tienen a estos programas de salud de calidad. Las veces que he estado en Texas y Florida haciendo operaciones o consultas, por cada diez, dos son beneficiados por este programa y no tienen acceso por otro medio a hospitales y/o medicinas de calidad. Creo que podría tener un impacto negativo para esas personas, ya que no podrán acceder a lo que necesitan tan fácil.

¿Cree que pase la orden ejecutiva para detener el programa?
—No estoy seguro, realmente la política no es mi fuerte. Sin embargo, creo que es necesario que las personas que hacen las políticas públicas tomen en consideración estas cuestiones para no tomar decisiones precipitadas. Muchas veces no ven la parte moral o de las necesidades de las personas que hacen que usen los programas.

 

Entrevista realizada  al Dr. Salvador Villalpando Carrión,el 20 de marzo de 2017

Imagen obtenida de http://obamacare.foundation/obamacaremiami/centro-de-inscripcion-de-obamacare/

Related Articles

Close