Katherine Mangu-Ward nos habla sobre periodismo en la era de Trump

Katherine Mangu-Ward nos habla sobre periodismo en la era de Trump

Imagen:  Political Murder

El pasado Jueves 23 de febrero, durante el Conversatorio sobre tensiones digitales y periodismo en la era de Trump organizado por la Escuela de Periodismo y Comunicación Masiva Walter Cronkite de la Universidad Estatal de Arizona y la Escuela de Periodismo del Centro de Investigación y Docencia Económicas, tuvimos el gusto de entrevistar a Katherine Mangu-Ward, Editora en Jefa de la revista Reason. Katherine es graduada de la Universidad de Yale, donde recibió un B.A. en filosofía y ciencia política. Colabora con el Wall Street Journal, Washington Post,  Los Angeles Times, Slate, entre otros medios. Es comentarista en redes de radio y televisión entre las que destacan el National Public Radio, CNBC, C-SPAN, Fox Business, Fox News Channel y MSNBC. La entrevista fue en torno a los desafíos en el periodismo que representa la era de Trump y las redes sociales.

 

¿Qué rol jugó el periodismo y los medios de comunicación en el triunfo del Presidente Donald Trump?

El dominio de la manipulación de los medios de comunicación durante la campaña de Donald Trump fue un factor clave para su correcto establecimiento en la opinión pública. Los candidatos y presidentes siempre han tratado de influir en los medios de comunicación con fines políticos. Sin embargo, Trump ha llevado esto más allá, posicionándose como un ‘showman’ y dando de qué hablar a los medios de comunicación, quienes a su vez, siguen posicionándolo en la opinión pública eficientemente.

 

¿Consideras que Trump representa un peligro para los medios de comunicación?

Yo no diría que es un peligro, al contrario, ha dado mucho de qué hablar durante el último año. Lo que sí es destacable es la forma en la que ha logrado manipularlos. El populismo característico del mandatario y su insistencia por la polémica, ha permitido que se aparten del foco cosas que pueden ser perjudiciales para él. Por ejemplo, cuando sucedió el ataque por parte del musical de Hamilton en contra de Trump, sus declaraciones sobre que estaban hostigando al vicepresidente Pence hicieron que saliera de las noticias el derecho de resolución de la demanda de la Universidad Trump, algo que sin duda era mucho más perjudicial para él.

 

¿Qué se puede hacer para mitigar el daño o perjuicios a los medios de comunicación en la era de Trump?

La manipulación siempre ha sido característica de la Casa Blanca. Sin embargo, el carácter del presidente ha facilitado este proceso, y ha dejado peor a los medios periodísticos, quienes se critica que a menudo dejan de cubrir noticias relevantes, por otras consideradas de bajo impacto. Actualmente ha habido una disminución de la confianza pública en los medios de comunicación. Al mismo tiempo, las encuestas recientes han demostrado que los estadounidenses ponen un gran valor en la verificación de los hechos y los informes de investigación, pero proporcionar esas cosas es un desafío dado el ambiente de noticias reaccionario de hoy. Los periodistas necesitarán de vigilancia y disciplina para resistir tal manipulación.

 

¿Qué papel juegan las redes sociales en el periodismo en la era de Trump?

Las redes sociales tienen una doble función. Por un lado, provee de información e insumos para los medios de comunicación, por ejemplo, debido a que ha privilegiado el uso de Twitter como su medio preferido para reportar sus políticas tanto internas como externas, entre otros acontecimientos polémicos. Asimismo, la difusión de la información periodística por medio de las redes sociales ha sido sumamente benéfica.

 

¿En la era de Trump, existe un desafío a la libertad de expresión y el acceso a la información, hablando específicamente del periodismo?

Creo que esa es su intención, aunque para eso tendríamos que permitirlo, y eso no va a suceder. Hay que recordar que, mientras era candidato, Trump hizo la promesa de que, si era electo, abriría leyes de difamación para que cuando los periodistas escriban artículos negativos y falsos, podrían demandarlos. Esto es sin duda una amenaza a la libertad de expresión, aunque implica un proceso legislativo con pocas probabilidades de que pase.

Lo que sí es preocupante son otras formas de censura. No hay que pasar de lado que además del poder que ya tiene Trump por ser el Presidente de los Estados Unidos, éste tiene mucho más poder por ser un magnate con mucha influencia económica. Es así que se puede silenciar a periodistas que amenacen sus intereses, tanto por medio de la extorsión, como presionando despidos injustificados a periodistas en grandes empresas de comunicación.

Jorge Herrera Valderrábano
Jorge estudia la Licenciatura en Relaciones Internacionales en el Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe y la Licenciatura en Trabajo Social en la Universidad Nacional Autónoma de México.
Twitter

Related Articles

Close