Centenario de la Constitución de 1917

Centenario de la Constitución de 1917

Este 5 de febrero se celebraron los 100 años de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, libro que alberga las garantías individuales, reglas y características de nuestro país, las atribuciones de nuestros servidores públicos e instituciones y su forma de organización.  

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos fue ratificada el 31 de enero y promulgada en Querétaro el 5 de febrero de 1917, cuenta con 136 artículos y 19 transitorios. El jefe del Ejército Constitucionalista, Venustiano Carranza, fue el encargado de presentar la Carta Magna en el teatro de la República de la Ciudad de Querétaro.

La promulgación de la Ley Suprema se originó luego de la Revolución Mexicana, lucha que duró aproximadamente 10 años. A lo largo del tiempo, nuestra Constitución ha tenido modificaciones en 114 de sus 136 artículos y más de 700 reformas desde su promulgación.  

 

¿Qué es una constitución?

Es la Ley Suprema que tiene como objetivo organizar, facultar y establecer al gobierno; su meta es llevar a la sociedad a ser próspera, pacífica y democrática. Mediante ella se genera la organización en una sociedad, es el motor que atiende las necesidades del pueblo y determina cómo se van a hacer las leyes.

Una de las características que debemos tener claro es que la Ley Suprema frena el uso del poder que ejerce el Estado, esto lo hace por medio de cada uno de los artículos que se leen en nuestra Carta Magna (http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/htm/1.htm), por ejemplo, el artículo 6o de la Constitución dice: “Toda persona tiene derecho al libre acceso a información plural y oportuna, así como a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión”. Esto quiere decir que cualquier ciudadano que requiera información pública tiene total acceso a ella, no puede ser negada porque es un derecho y está en la Constitución.

Tenemos que saber que somos nosotros los que mandamos al Estado y lo hacemos mediante la soberanía, porque el poder recae en los gobernadores, estos gobernadores somos nosotros como pueblo. Actualmente en todos lados se habla sobre la soberanía, en la política, en los medios de comunicación, pero sabemos realmente qué es la soberanía. Es un concepto antiguo, su raíz latina significa “la suma potestad”, es decir el poder máximo, el poder supremo que tiene un sujeto o un grupo de personas al tomar una decisión.

Nosotros como pueblo ocupamos un papel muy importante en la toma de decisiones, sin embargo, hoy en día el pueblo es el último en enterarse que tiene soberanía; en el artículo 39 de nuestra Constitución dice “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”.

En este sentido la Constitución debería fomentar un sentimiento de pertenencia nacional, promover la unidad nacional y expresar la identidad de la nación y su pueblo. Anunciar a los ciudadanos, al gobierno y a los países exteriores qué es la nación, cuáles son sus valores, su origen y su visión.

 

¿Cómo se realiza una Constitución Política?

Cuando un país termina una guerra o finaliza una crisis, es el momento oportuno para la creación de una nueva Constitución. La Primavera Árabe, la caída del Muro de Berlín o la Revolución Mexicana, ante sucesos como estos, la construcción de una nueva Constitución se vuelve necesaria.  

En la redacción de una Ley Suprema se tienen que tomar muchas decisiones, algunas complejas. Dicha construcción no tiene que ser apresurada, debe partir con propuestas firmes. El proceso bien hecho puede durar años, de lo contrario se estaría optando por tomar un atajo para su aceleración.

Su redacción está a cargo de un Órgano Constituyente, los integrantes deben ser elegidos o nombrados por mayoría. El poder Constituyente es el órgano que se encarga de dictar las normas jurídicas que tienen como objetivo regir a las principales instituciones mediante las cuales se pretende organizar a la sociedad.

El órgano redactor necesita asistencia técnica y financiera del gobierno y de la sociedad civil. Al terminar el borrador final se lleva a pleno para ser aprobada en nombre del pueblo, esto se realiza a través de un referéndum o por el voto de una mayoría de representantes electos. Una vez aprobado el texto de la nueva constitución, el siguiente paso es la creación de instituciones, se realizan nombramientos y elecciones.

Es así como se tiene una nueva constitución, la cual defenderá y protegerá la democracia.  

Quiero reiterar que si nosotros como ciudadanos queremos un cambio en nuestro México, primero hay que conocer nuestro derechos, reconocerlos, informarnos, echarle un vistazo a nuestra Carta Magna y posteriormente exigir un cambio argumentando en todo momento cada una de nuestras decisiones. Sólo así se puede lograr el cambio que muchos mexicanos queremos.

Yeseline Trejo
Yeseline actualmente cursa la Licenciatura en Periodismo en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Colabora en medios nacionales digitales. Es amante de la fotografía, la vida y amor por México.
Twitter

Related Articles

Close