Trump señala - nuevamente - a Irán

Trump señala – nuevamente – a Irán

El presidente de Estados Unidos Donald J. Trump ha dado nuevamente de que hablar en la arena internacional. Esto, debido a que han aumentado las tensiones en Medio Oriente como consecuencia de las sanciones impuestas a ciudadanos y empresas iranias desde Washington. El pasado 3 de febrero se establecieron nuevas restricciones y castigos a Irán por causa de una prueba de misiles en Teherán el domingo 29 de enero. A pesar de haber mejorado la relación de ambos países durante el 2015 y 2016, todo parece apuntar a que se retomará una política exterior dura en contra del país árabe.

Las relaciones de EEUU e Irán han sido complejas desde la revolución islámica que sufrió el país árabe hacia 1979. En dicho evento, la república de Irán se convirtió en un estado Islámico, regido directamente por el Corán y distintas normas musulmanas. Estados Unidos decidió bloquear económica y políticamente a Irán durante la década de los 80s, causando tensiones entre ambos países desde entonces. Sin embargo, en 2015 se logró estabilizar la relación entre Teherán, Washington y otros gobiernos internacionales gracias a las negociaciones efectivas sobre un acuerdo nuclear que beneficiaría a todos los participantes.

Irán siempre ha desarrollado energía nuclear, sin embargo, no se tenía información certera sobre dicho programa, sus alcances ni limitaciones. De acuerdo a información obtenida de The Diplomat, en 2015 se logró la firma del Plan de Acción Conjunto y Completo (o Joint Comprehensive Plan of Action por sus siglas en inglés) para limitar el plan de energía nuclear de Irán y adjuntarlo a las regulaciones de la IAEA (la Agencia Internacional de Energía Atómica) a cambio de retirar las sanciones impuestas a dicho país desde finales del siglo anterior. No obstante, dicho tratado no hizo felices a todos, y definitivamente no va acorde a los ideales y discurso del magnate estadounidense Donald J. Trump.

Desde su campaña para ser candidato a la presidencia de los Estados Unidos, el empresario ha criticado el acercamiento de la administración anterior con Irán y el tratado para regular su energía nuclear, comentando en múltiples momentos su postura en contra del resultado obtenido. En el discurso inaugural para ser el representante republicano para la presidencia de EEUU en Nueva York, Trump declaró que el acuerdo con el país islámico era débil y ponía en riesgo a su país y aliados en la región, como Israel. Adicional, en la conferencia del Comité Americano-Israelí de Asuntos Públicos (AIPAC), el ahora presidente dijo que su prioridad era desmantelar el desastroso tratado con Irán (…) haciendo énfasis en que EUA recompensó al país líder de subsidiar a grupos terroristas con 150 billones de dólares sin recibir algo a cambio. Con esas declaraciones, Donald Trump asumió la presidencia del país más influyente a nivel internacional, dando pie a una relación poco amistosa y con tensiones incluso antes de comenzar.

Cuando el empresario asumió la presidencia el 20 de enero del año en curso comenzaron las tensiones con el país árabe. Una semana posterior a su inicio como presidente y de acuerdo  a información obtenida directamente de la Casa Blanca, Donald J. Trump emitió un decreto presidencial que para prohibir el ingreso a personas procedentes de siete países considerados como peligrosos para la seguridad nacional, siendo el primero Irán. Posterior a dicha prohibición, el país musulmán decidió ejecutar una prueba de armamento por medio del lanzamiento de un misil balístico en su territorio, a lo que el mundo, y específicamente Estados Unidos, reaccionaron como una violación al tratado previamente negociado y una falta grave a la seguridad internacional. Ante dichas acusaciones, el portavoz de Asuntos Exteriores iraní Bahram Qasemi, citado por la agencia de noticias Tasnim afirmó que la "prueba de misiles de Irán no era un mensaje al nuevo gobierno de Estados Unidos”.

La reacción del presidente Trump fue muy concreta y directa, emitió un tweet en el cual hacia mención a que Irán estaba jugando con fuego, y que no tendría la misma actitud de la administración de Barack Obama hacia sus amenazas. Adicional, se declararon nuevos castigos y sanciones a Irán, intensificando la relación entre ambos países. Como respuesta a la orden ejecutiva de migración y las acusaciones sobre las pruebas balísticas en Irán, el Ayatollah Ali Khamenei dio un discurso transmitido a nivel nacional el 7 de febrero, en el que hacia referencia a la falta de congruencia de EEUU, declarando que gracias al nuevo presidente podían ver la verdadera cara de un país lleno de corrupción política, económica, social y moral, reafirmando lo que Irán ha demostrado durante los últimos 38 años. A partir de dicha confrontación mediática, la relación entre Irán y Estados Unidos se ha hecho más compleja. Es cuestión de tiempo para ver las consecuencias de las decisiones hechas por ambos líderes nacionales.

Alejandro Bello
Alejandro estudia el Bachelor in International Affairs en el Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe. Ha colaborado con diversas organizaciones de la sociedad civil, entre ellas TECHO México. Es un apasionado por combatir la desigualdad y promover el cambio social

Related Articles

Close