Trump dice adiós a la política del “buen vecino”

Trump dice adiós a la política del “buen vecino”

El pasado 26 de enero, el presidente Peña Nieto decidió cancelar su visita a la Casa Blanca para reunirse con su homólogo Donald J. Trump. Por medio de un tweet emitido en la cuenta oficial del presidente de México, se dio a conocer que se había informado a la gobierno estadounidense que no asistiría a la reunión de trabajo programada para el martes 31 de enero. Esto, debido a los referendos firmados por el presidente de EEUU y que dan pie a una nueva era en la relación bilateral con México.

A pesar de que ambos países han sido grandes aliados políticos y comerciales, la llegada del magnate estadounidense a la presidencia ha significado un reto para las relaciones entre ambos países debido a los constantes discursos de políticas agresivas en contra del Estado mexicano. Desde el anuncio de su candidatura presidencial el 16 de junio de 2015, el empresario estableció un discurso violento y agresivo en contra de los mexicanos.

En el discurso de lanzamiento de campaña en la Torre Trump Atrium en Manhattan, Estados Unidos, Donald Trump dijo que “los mexicanos que van a EEUU tienen muchos problemas, y llevan dichos problemas a su país. Ellos (los mexicanos) llevan drogas, crimen y son violadores. Y algunos, imagino, son buenas personas”. Adicional, hizo la primer alusión a la construcción de un muro fronterizo al sur de Estados Unidos, haciendo que México pagara por dicho muro. Adicional, en el debate presidencial del 26 de septiembre entre Hillary Clinton y Donald Trump, el candidato republicano se refirió al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) como el peor tratado firmado por EEUU, dando pauta a una re-negocación del mismo en cuanto se convirtiera en presidente.

Por su parte, el gobierno mexicano se había mantenido alerta pero cordial referente a los discursos emitidos por el entonces candidato republicano para la presidencia de Estados Unidos. En una rueda de prensa en la visita de Enrique Peña Nieto a la Casa Blanca en julio de 2016, el presidente de México comentó que la cercanía entre ambos países va más allá de los gobiernos, la cual, se basa en la fuerza y solidez de las relaciones entre personas de ambos lados de la frontera. Para enfatizar esta idea, el ejecutivo mexicano invitó a ambos candidatos presidenciales a Los Pinos, en la Ciudad de México, para estrechar la relación con quien fuera que fuera elegido como su contraparte en Estados Unidos. A dicha invitación solamente atendió Donald J. Trump, dando pie a una posible mejora de las relaciones entre ambos países en dado caso que fuera elegido como presidente.

Posterior a la selección del empresario norteamericano como candidato republicano para contender por la presidencia de EEUU y su del conquista del electorado en noviembre del año pasado, la relación bilateral entre ambos comenzó a hacerse más distante y tensa debido a las acciones realizadas por el ejecutivo estadounidense. El 20 de enero del 2017, Donald J. Trump se convirtió en el 45vo. presidente de Estados Unidos, comenzando su mandato con ciertas órdenes ejecutivas que han generado discusiones y malestares en ambos países.

De acuerdo a la cadena de noticias CNN, las primeras órdenes del ejecutivo estadounidense dan pie a reuniones con representantes de México y Canadá para negociar nuevamente el TLCAN, así como la invitación formal a que el presidente de México pudiera asistir a la Casa Blanca para la primer reunión entre ambos mandatarios y así, se discutiera sobre ciertos aspectos bilaterales, como la construcción y pago del muro. Sin embargo, el 25 de enero, seis días previos a la reunión programada entre ambos jefes de Estado, el presidente Trump emitió dos órdenes ejecutivas para comenzar con la construcción del muro en la frontera sur de su territorio y el despliegue de 15,000 agentes aduaneros y fronterizos sin una negociación y/o diálogo previo con Enrique Peña Nieto.

Ante dicha iniciativa, el gobierno mexicano estuvo en dilema sobre si asistir o no a la reunión en Washington. Sin embargo, de acuerdo a un artículo de Foreign Policy, optó por cancelar su participación y demostrar su inconformidad ante tal medida impuesta por el ejecutivo estadounidense. La reacción de la comunidad internacional ha sido de apoyo y de solidaridad hacia el país latino. Asimismo, se han encontrado opiniones a favor de la postura del POTUS, tales como los comentarios emitidos por el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu sobre la efectividad de la construcción de un muro para detener la migración ilegal entre territorios. Este momento es crucial para las relaciones bilaterales entre ambos países. En los próximos días y meses se definirá la forma de colaborar entre México y Estados Unidos. Sin embargo, Donald J. Trump ha hecho muy clara su postura, ha dejado de ser un “buen vecino” cerrando las puertas de colaboración con México. 

Alejandro Bello
Alejandro estudia el Bachelor in International Affairs en el Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe. Ha colaborado con diversas organizaciones de la sociedad civil, entre ellas TECHO México. Es un apasionado por combatir la desigualdad y promover el cambio social

Related Articles

Close